31/05/2018 Ra

El consejero de los faraones

Hace más de 4000 años, Egipto emergía como una de las sociedades más avanzadas del mundo y que fue el origen de históricos descubrimientos y tecnologías. Generaciones de gobernantes vigilan el desarrollo de esta gran civilización, tomando decisiones cruciales en la creación de su identidad. Como consejero real tienes la oportunidad de convertirte en una de las figuras más influyentes en la historia, pero eso requerirá un cuidadoso planteamiento estratégico. La cuna de la civilización necesita mentes brillantes y dirigentes con valentía, es tu oportunidad de hacer historia.

Ra, el fascinante juego de construcción de dinastías con subastas creado por Dr. Reiner Knizia ha sido rediseñado y vuelve a ser publicado en una nueva edición. El Antiguo Egipto espera tu guía, desde la construcción de monumentos que permanecerán durante milenios hasta el desarrollo de la agricultura, arte, astronomía, religión y escritura. Puja más alto que el resto de consejeros para conseguir los elementos con más influencia en la sociedad, así tu nombre perdurará en la historia junto a la excepcional civilización que has supervisado desde su inicio.

Los comienzos de la civilización

Ra se juega por turnos en los que tus oponentes y tú podéis buscar nuevas oportunidades robando fichas, pujando por los objetos en subasta o invocando el poder de los dioses para reclamar elementos cruciales de la sociedad sin oposición. Tu influencia entre la realeza cambiará durante el juego cuando tu capacidad de pujar cambie con la cantidad de discos solares que tengas. Incluso un disco solar de poco valor puede darte una buena recompensa si eres listo.

Las fichas que pueden aparecer en el casillero de subastas son de civilización, monumentos, faraones, oro, río, dioses y desastres. Si pujas por las fichas del casillero y ganas, te las quedas todas, las buenas y las malas. Puedes escoger y quedarte una ficha intercambiándola con una ficha de dioses, pero las fichas de dioses también valen puntos, así que asegúrate de que el cambio merece la pena. Además, si el casillero de subastas está lleno y todos los jugadores pasan, se descartan todas las fichas y el casillero se empieza a llenar de nuevo. Las subastas se llevan a cabo cuando un jugador invoca a Ra o cuando se roba una ficha de Ra, y todos los jugadores tendrán una oportunidad de pujar por las fichas.

El fin de una época

El juego se desarrolla a lo largo de tres rondas llamadas Épocas. Cada época termina cuando todos los jugadores han gastado sus discos solares o cuando las fichas en el casillero de Ra llegan al último espacio. No puedes realizar más acciones cuando te quedas  sin discos solares. Sin embargo, puedes seguir realizando acciones si eres el único jugador con discos solares disponibles al final de una época. Es una apuesta arriesgada de la que puedes salir con fantásticas ganancias, un aluvión de desastres o sencillamente quedarte igual.

Al final de una época, cada jugador gana o pierde puntos conforme a las fichas que tenga frente a si, los puntos se llevan de forma secreta mediante tablillas que se mantienen boca abajo. Las fichas se descartan una vez se puntúa, con la excepción de las fichas con un icono de escarabeo que se conservan durante toda la partida. Al final de la tercera época se puntúa con todas las fichas que queden y el jugador con más puntos se declara vencedor.

Construye tu imperio

Las fichas aleatorias hacen que cada partida sea diferente. Ya sea que los jugadores intentan levantar un imperio excepcional o sabotear los esfuerzos de sus oponentes, cada subasta es un emocionante enfrentamiento de apuestas y faroleo. Una vez que una época termina, el tablero se reinicia y la batalla por la grandeza comienza de nuevo.

¿Conectamos?